La cumbre escarlata: Belleza visual y poco más

1901. Una joven escritora norteamericana, Edith Cushing (Mia Wasikowska), se enamora de un apuesto inglés, Thomas Sharp (Tom Hiddleston), que ha llegado a la ciudad en busca de financiación para futuros negocios. Cuando el padre (Jim Beaver) de la joven muere en extrañas circunstancias, Thomas convence a Edith para que le acompañe a su lujosa mansión familiar, Allerdalle Hall, una enorme propiedad de estilo gótico escondida en los montes de Inglaterra y plagada de misterios y peligros.

Su director, Guillermo del Toro, la califica como un romance gótico, y afirma que “está diseñada para ser espléndida y preciosa”. Del Toro ha escrito el guión junto con su colaborador habitual, Matthew Robbins, y ha contado con Dan Laustsen en la dirección de fotografía. Mia Wasikowska, Jessica Chastain, Tom Hiddleston y Charlie Hunnam componen el cuarteto protagonista de La cumbre escarlata’.

La primera reflexión que surge ante la película es que Del Toro se ha volcado tanto en el aspecto técnico que ha pasado por encima de la historia. Consigue una belleza visual incontestable, pero no hay sustancia en lo que cuenta. Es cierto que bebe de los clásicos, que se intuyen esencias de Poe y de Stoker, pero en el plano más superficial del relato. Del Toro siembra demasiadas pistas, y hace tan evidentes los giros que resultan fallidos. Además la presencia de los fantasmas se limita a dar un susto -con el subidón de volumen correspondiente- y desaparecer. No tienen más rango de acción.

Interpretativamente no se le puede poner ninguna queja, todos los actores realizan un trabajo en la línea de lo esperado. El problema reside en unos personajes completamente planos, cuyas decisiones resultan tan simples que en ocasiones requieren de un salto de fé para mantenerse en la película. A persar de esto, el duelo Wasikowska-Chastain es especialmente remarcable.

Tétrica sí, terrorífica no. ‘La cumbre escarlata’ es una cinta descompensada, en la que la historia queda relegada a un segundo plano porque lo que prioriza es la potencia visual.

The following two tabs change content below.

Verónica Ortego

Escribo cosas donde me dejen. Algunas veces me cruzo con mi criterio pero no me reconoce. El cine como hábitat natural. ¿Una palabra? Madness.

Últimas publicaciones de Verónica Ortego (Ver todas)

Deja un comentario