SPECTRE: Acción por encima de todo

Un mensaje críptico del pasado envía a James Bond (Daniel Craig) a una misión secreta a la Ciudad de México y finalmente a Roma, donde conoce a Lucía Sciarra (Monica Bellucci), la hermosa y prohibida viuda de un infame criminal. Bond se infiltra en una reunión secreta y descubre la existencia de una siniestra organización conocida como SPECTRE.

Mientras tanto en Londres, Max Denbigh (Andrew Scott), el nuevo director del Centro para la Seguridad Nacional, cuestiona las acciones de Bond y pone en duda la importancia del MI6, encabezado por M (Ralph Fiennes). De modo encubierto Bond recluta a Moneypenny (Naomie Harris) y Q (Ben Whishaw) para que le ayuden a buscar a Madeleine Swann (Léa Seydoux), la hija de su antiguo archienemigo, el Sr. White (Jesper Christensen), que quizá tiene la clave para desentrañar el misterio de SPECTRE. Como hija de un asesino, ella comprende a Bond de una forma que otras personas no pueden.

A medida que Bond se aventura hacia el corazón de SPECTRE, se entera de una estremecedora conexión entre él mismo y el enemigo que busca (Christoph Waltz).

spectre-waltz

Vigésimo cuarta entrega de la saga de James Bond. Cuarta que protagoniza Daniel Craig. Y segunda en la que Sam Mendes se sienta en la silla del director. “Para mí todo comienza con los personajes y quería explorar toda clase de aspectos diferentes de estos que dejé atrás en Skyfall. Hemos poblado el MI6 con toda una nueva generación de personas: un nuevo M, una nueva Moneypenny y un nuevo Q. Quería que esas relaciones crecieran y se desarrollaran”, afirma el ganador del Oscar por ‘American Beauty’. Mientras que para Craig, “la inclusión de SPECTRE en la película nos abre muchos caminos para explorar. Contar con esta organización nos permite ser tradicionales y a la vez incorporar algo muy nuevo”. Por el momento, ‘SPECTRE’ lleva recaudados más de 80 millones de dólares y ha sido el mayor estreno de la historia en Reino Unido, superando a Harry Potter y el Prisionero de Azkaban’.

Empecemos por el principio: el derroche de adrenalina que supone la escena inicial. La película arranca con un plano secuencia impecable, al que le sigue una explosión, una persecución y una pelea dentro de un helicóptero. La esencia de Bond resumida en unos pocos minutos. La intención de Mendes era la de profundizar en los personajes, pero la sensación es que ha pasado un poco por encima de ellos, que lo que ha primado al final ha sido la historia, la potencia de la acción. El caso más evidente -y más imperdonable-, es el del villano. Un villano que tiene una presencia ínfima. Y un actor, ni más ni menos que Christoph Waltz, desperdiciado. ‘SPECTRE’ es un conjunto de interpretaciones correctas, en el que Waltz podría haber despuntado, pero no le dejan. Por otro lado, hay una falta de química tremenda entre Daniel Craig y Léa Seydoux. Eso sí, el trabajo de Mendes como realizador es soberbio. Hace un manejo extraordinario de la cámara y las escenas de acción son puro espectáculo.

‘SPECTRE’ ofrece lo que se espera de una película de James Bond. Es defectuosa en cuanto a los personajes, sobre todo en cuanto al tratamiento del villano, pero es una película de acción muy bien rodada, que entretiene lo suficiente. Y eso a pesar de sus dos horas y media de duración.

The following two tabs change content below.

Verónica Ortego

Escribo cosas donde me dejen. Algunas veces me cruzo con mi criterio pero no me reconoce. El cine como hábitat natural. ¿Una palabra? Madness.

Últimas publicaciones de Verónica Ortego (Ver todas)

Deja un comentario