Deadpool: El nuevo amo de Marvel

“Yo creo que la clasificación para adultos nos permite tener un nivel de realidad que no hubiera sido posible si la hubieran catalogado para menores acompañados (..) Es un importante paso en la expansión del género. Hay un tipo de película que sólo puede hacerse con esta clasificación, y eso amplía los límites de las historias que los filmes basados en cómics pueden contar”.

Tim Miller debuta como director de un largometraje -antes había dirigido un par de cortos de animación- con la adaptación cinematográfica del personaje más irreverente de Marvel. Rhett Reese y Paul Wernick firman el guión de la historia que protagonizan, entre otros, Ryan Reynolds, Morena Baccarin, Ed Skrein, T.J. Miller, Gina Carano, Brianna Hildebrand yStefan Kapicic.

Sinopsis: Basada en el antihéroe menos convencional de Marvel Comics, Deadpool cuenta los orígenes del antiguo agente de las Fuerzas Especiales reconvertido en mercenario, Wade Wilson (Ryan Reynolds), quien, tras ser sometido a un perverso experimento que le confiere poderes de curación acelerada, adopta el álter ego de Deadpool. Armado con sus nuevas habilidades y un oscuro y perverso sentido del humor, persigue al hombre que casi acabó con su vida.

deadpool

Con una de las campañas de marketing más potentes y mejor ejecutadas del cine comercial de los últimos años, el estreno de Deadpool había situado las expectativas generadas a una altura considerable. La duda residía en si el resultado final iba a cumplir con ellas. La respuesta es afirmativa, lo hace con creces.

Incorrecta, descarada, gamberra, violenta y divertida. Todo en dosis altísimas. Todo desde el extremo más ácido y más negro. Las intenciones de la cinta se marcan desde los créditos iniciales, que dejan claro el -inusual- prisma con el que se va a abordar otra adaptación de un cómic más. Y es que, la mejor virtud de Deadpool es su autoconsciencia, que le permite saltarse la norma narrativa para colocarla a su favor, de manera que el personaje se sirve del espectador como su cómplice particular a través de una verborrea cínica de la que no se escapa nadie, ni siquiera Marvel. Ni siquiera Leam Neeson.

Además, la cinta destaca en su aspecto visual, sobre todo por un tratamiento impecable de los efectos especiales, y remata con una banda sonora que suma revoluciones. En definitiva, es una película que hace lo que quiere porque se lo puede permitir, porque le funciona todo. Y sí, a Ryan Reynolds le va perfecto el traje.

The following two tabs change content below.

Verónica Ortego

Escribo cosas donde me dejen. Algunas veces me cruzo con mi criterio pero no me reconoce. El cine como hábitat natural. ¿Una palabra? Madness.

Últimas publicaciones de Verónica Ortego (Ver todas)

Deja un comentario