La Conspiración del Silencio: El nazismo no desaparece de un día para otro

Cuando a uno le toca estudiar la historia de la II Guerra Mundial es curioso como se termina ignorando lo que puede que sea uno de los aspectos mas interesantes de ella, el de como la sociedad alemana que aupó y siguió con fervor al régimen nazi encabezado por Hitler una vez derrotado este se convirtió de la noche a la mañana en una moderna democracia. Casi hemos dado por sentado que se cambió de mentalidad como quien se despierta sobresaltado de una pesadilla en mitad de la noche, ¿ pero realmente fue así ?, ¿ se puede pasar en tan poco tiempo de apoyar el fascismo a convertirte en una democracia que defiende unos valores que están en completa contraposición a los del anterior régimen ?, ¿ hasta que punto se pueden ignorar los crímenes cometidos por los nazis en un intento por hacer borrón y cuenta nueva ?. Estas y otras preguntas son las que nos plantea La Conspiración del Silencio.

la-conspiracion-silencio-foto

Estamos en el año 1958, han pasado mas de 20 años de la derrota de la Alemania nazi, los juicios de Núremberg procesaron y juzgaron en 1946 a los principales líderes nazis por las atrocidades del III Reich y ahora la sociedad alemana ha pasado página y solo quiere mirar hacia el futuro, el país ha sido reconstruido y ya se ha convertido en una democracia europea consolidada con una economía próspera que vuelve a destacar en el mundo. Pero pronto podremos ver que el fantasma del nazismo no ha sido enterrado del todo y muchos de sus cabecillas han quedado impunes de sus actos mientras sus víctimas viven con el dolor y la carga de saber que nunca se hará justicia.

La trama nos narra los primeros pasos de Johann Radmann (Alexander Fehling), un joven fiscal alemán que intenta ganarse una reputación entre sus compañeros de trabajo, hasta ahora solo se está encargando de los casos de menor importancia judicial, pero su vida cambiará radicalmente cuando tras la enésima denuncia en la Fiscalía del periodista Thomas Gnielka (André Szymanski) se le asigne la tarea de investigar los crímenes del nazismo. A través del trabajo del joven fiscal la película nos empieza a desmontar esa sociedad aparentemente saneada del fascismo y mostrarnos las cuentas que aún tiene pendiente la Justicia alemana entre víctimas y verdugos.

conspiraciom-silencio-foto-critica

La Conspiración del Silencio acierta doblemente con la elección de su protagonista, no solo porque nos permite seguir en primera persona la investigación judicial sino porque también nos enseña como la Alemania de aquella época intentó ocultar su propia historia a sus jóvenes, Joham pertenece a una nueva generación de alemanes que nació inmediatamente después de la caída del nazismo, y como acertadamente han titulado a la película, una premeditada conspiración social ha hecho que estos jóvenes apenas sepan que pasó realmente en su país durante el III Reich, hasta el punto de no saber de la existencia de un campo de concentración como el de Auschwitz.

La película no es visualmente dura en el sentido en que lo es El Pianista o La Lista de Schindler, pero eso no impide que al espectador no se le ponga la piel de gallina, apenas vemos a través de flashbacks los crímenes que se investigan, pero sí tenemos varios interrogatorios con supervivientes del Holocausto donde narran las barbaridades que tuvieron que padecer con un detalle que a uno se le hiela la sangre, estas escenas contrastan con las que nos muestran la apacible vida que llevan los culpables de estos actos que se han adaptado cómodamente a esa sociedad democrática. Quizás el aspecto mas brillante de esta cinta es precisamente este, la atmósfera asfixiante que genera en el espectador cuando poco a poco empiezan a salir los hechos  a la luz y la sensación de desconfianza que compartes con el protagonista al descubrir que cualquier familiar, amigo o vecino podría haber sido un verdadero monstruo apenas unos años atrás.

Y pese a todas las virtudes que tiene la película hay un aspecto fundamental que le impide convertirse en una obra cinematográfica destacable, y es nada mas y nada menos que su formato, aunque dura algo mas de dos horas tenemos un tema tan complejo que es imposible tratarlo como se merece en el periodo de tiempo que permite una película, al acabar la cinta uno no puede evitar pensar que esta misma trama en forma de miniserie habría conseguido una historia mucho mas profunda y detallada, ojalá en un futuro alguna cadena se anime a sacar adelante un proyecto así aprovechando ahora la moda creciente de adaptar películas a series de televisión.

Con el aspecto negativo del tiempo no quiero desalentar a nadie para que no la vea, al contrario, La Conspiración del Silencio es una película recomendable y sobresaliente, una cinta valiente que te narra un aspecto de la II Guerra Mundial que ha sido obviado por muchos de nosotros, por lo que solo puedo invitar a toda persona interesada en el tema a verla en cuanto pueda, les puedo asegurar que no se arrepentirán.

The following two tabs change content below.

javieraparicio

Alcañizano. Estudiante de Derecho de la Universidad Jaime I de Castellón, cinéfilo por convicción.

Últimas publicaciones de javieraparicio (Ver todas)

Deja un comentario