Trumbo: Guión, Cranston y cine de siempre

Parece que los biopics van fagocitando poco a poco la industria del cine, en detrimento de las ideas nuevas, originales, y siempre arriesgadas. Parte de la culpa la tiene que otorguen un billete directo a los Oscar, por lo que no es de extrañar que los directores se lancen ansiosamente a por este tipo de producciones. Reflejo de esto son los propios premios de la Academia de este año, en los que encontramos Jobs, El Renacido, Joy, La Chica Danesa, el Puente de los Espías y nuestra película en cuestión. Por suerte, a excepción de Jobs, todos ellos tienen un tinte especial al retratar las vidas de personajes menos conocidos para la sociedad y que aun así,  o quizá por ello, ofrecen historias con mucho potencial.

Sorprendentemente, ni siquiera Jay Roach ha escapado a esta vorágine de biopics; y es que Trumbo desentona en la filmografía del norteamericano, que acostumbra a traernos comedias de carácter incorrecto y excesivo entre las que podemos destacar -por ser las más conocidas-, la saga de Austin Powers, Los Padres de Ella y su correspondiente secuela Los Padres de Él. Aun así, por muy lejos que esté de su estilo, hay que reconocer que a Roach le ha sentado muy bien calzarse las botas de la seriedad, ofreciéndonos una cinta de lo más interesante.

Trumbo: La Lista Negra de Hollywood nos acerca la historia del guionista de los años 40 Dalton Trumbo, autor ni más ni menos del libreto que dio vida a Vacaciones en Roma o Espartaco entre otras. No obstante, Trumbo tuvo que enfrentarse a una vida plagada de persecuciones e injusticias, viéndose acosado y desprestigiado por su ideología comunista en los EE.UU de la Guerra Fría. Y al igual que él, muchos otros actores, guionistas y directores sufrieron esta asechanza, que les hizo muy difícil proliferar en el cine de aquel momento.

Estas dificultades a las que se vieron sometidos están perfectamente reflejadas en el film, gracias a un guión fluido, con mucho diálogo de calidad, que nos recuerda –muy agradablemente- al “cine de antes”. Además, añade algunos toques humorísticos, y su estructura “cine dentro del cine” nos permite regocijarnos en el placer de conocer la historia de películas de renombre desde el punto de vista de su creador. Acertada ópera prima del inédito John McNamara en cuanto a libretos para largometrajes se refiere. Si el guión amenaza con flojear en algunos momentos, el reparto se encarga de ponerlo en alza de nuevo.

trumbo-cranston-mirren

Al frente del elenco encontramos al mismísimo Bryan Cranston, pilar fundamental de la película. Tras acostumbrarnos a su faceta más cómica y desenfadada como Hal en Malcom, se destapó en 2008 como un actor de drama sensacional en la serie de AMC Breaking Bad, regalándonos una actuación memorable que le valió el reconocimiento unánime de crítica y público. Aquí vuelve a demostrar un talento atroz, bordando la actuación del convencido e incansable luchador que fue Dalton Trumbo, y recibiendo su primera y bien merecida nominación a Mejor Actor de Película Dramática en los Globos de Oro y Mejor Actor en los Oscar. A su lado tenemos a la incombustible Diane Lane, que muchos recordarán por Bajo el Sol de la Toscana, aunque su filmografía nos deja algunas otras películas reseñables entre las que podemos destacar La Ley de la Calle, Cotton Club o Chaplin. Siempre correcta en todas ellas, Trumbo no será una excepción. Y como de incombustibles va la cosa, las siguientes dos piezas más relevantes del elenco son John Goodman y Helen Mirren, de los que sobra añadir cualquier dato filmográfico; perfectamente adaptados a sus papeles, dan la talla con holgura. Acompañando a estos históricos tenemos a Elle Fanning, joven estrella emergente, que en esta película demuestra no andar falta de talento y que cuenta con About Ray como su principal aval de futuro. El resto del tablero lo completan actores y actrices más acostumbrados a focos menos brillantes como Louis C.K, Michael Stuhlbarg, David James Elliot… Y un largo etcétera que también cumple con su cometido. Pero debo recalcar que en esta película el señor Cranston acapara los focos en casi su totalidad.

trumbo-cranston-lane

En definitiva, una película de las de antes, correcta y concisa. El problema que tiene es el común a muchas cintas de este estilo académico: le falta mordiente, garra, para lograr sorprender, conquistar, desmontar al espectador. Pero la brillante interpretación de Cranston, el inteligente guión, y la agilidad narrativa, consiguen su intención de transmitir una historia inspirada en hechos reales de forma atractiva y entretenida para todos los amantes del cine de antaño. Muy recomendable.

Mi nota: 7/10

 

 

The following two tabs change content below.

Deja un comentario