‘Star Trek: más allá’ Superando con éxito la marcha de J.J. Abrams

Llega la tercera entrega del exitoso semi reinicio que encabezó J.J. Abrams, que tras dirigir las dos primeras entregas con notables resultados, abandonó la nueva película para tomar las riendas de la otra franquicia intergaláctica más famosa por excelencia: Star Wars. Si había miedo por la marcha de este director y por el porvenir de la franquicia trekkie podéis estar tranquilos, porque todo va por buen camino.

El entretenimiento y la diversión están garantizados. La película apenas se toma un respiro, es la más frenética de la trilogía. Pierde algo de solemnidad y grandilocuencia con la salida de J.J. pero eso no la desmerece en ningún momento. Va al grano desde el minuto uno. Incluso entre tanta adrenalina la película se permite el lujo de seguir haciendo avanzar notablemente al personaje del Capitán Kirk encarnado de nuevo por Chris Pine, el cual nos da unos matices de lo más interesantes planteándose dentro de la rutina de los viajes espaciales cual es su sitio en el mundo, en la nave y en su tripulación. Los mejores momentos nos lo dan, sin lugar a dudas, Zachary Quinto y Karl Urban, repitiendo en sus papeles de Spock y Bones respectivamente. Son tan opuestos que son un alivio cómico perfecto entre tanta acción.

Chris Pine, Sofía Boutella y Anton Yelchin

Lo negativo de esta película es su olvidable villano, y es que venimos de disfrutar de un magnífico Benedict Cumberbatch, el cuál nos dio un antagonista memorable, y ahora nos encontramos a un gran actor como Idris Elba en un papel paupérrimo, con unas motivaciones bastantes planas, un villano de cartón piedra. No empaña un buen resultado final pero si que impide que sea más redondo.

Justin Lin, famoso por dirigir la mayoría de entregas de la franquicia de ‘A todo Gas’, es quien se ha encargado de orquestar todo tomando el relevo de J.J. Abrams, y ha cumplido bien su cometido. Está claro que Lin no es J.J. y la película ha perdido cierto poderío visual y algo de drama, pero no por ello se ha obtenido un mal producto. Si se llegase a encargar de una futurible cuarta entrega no sería una mala noticia en absoluto. Destacar también que la banda sonora cobra una especial importancia en esta entrega y Michael Giachinno vuelve a estar a la altura, como de costumbre.

En definitiva, una película muy entretenida, frenética, cargada de efectos visuales de gran factura y que te harán pasar 2 horas de puro disfrute.

7/10

The following two tabs change content below.
Montador de promos de películas en el canal 13 TV, colaborador del blog de cine Todoelcinequeviene.com, apasionado del cine, los libros y los cómics.

Deja un comentario