‘Morgan’ Interesante pero fallida

Una compañía tecnológica crea una inteligencia artificial, sin ser conscientes de su verdadero potencial. Cuando las cosas comienzan a salirse de su control, deciden contratar a una especialista (Kate Mara) para determinar si acabar con la criatura o mantenerla encendida.

El principal fallo de esta película es el poco equilibro que hay entre las dos historias que parece querer contar, quedándose en tierra de nadie. En su primera mitad se aborda lo típico en estas tramas de ciencia ficción, los límites éticos y legales en la experimentación para crear clones humanos, sus derechos, jugar a ser Dios… Pese a lo interesante del asunto, tarda demasiado en arrancar, se aborda de una manera lenta, que fluye erráticamente, consiguiendo aburrir en lugar de interesar. Películas que tratan temas similares como ‘Ex Machina’ consiguieron mucho mejor resultado en ese aspecto.

En su segundo tramo, la película se precipita sin frenos en una dinámica de giros absurdos, sin sentido alguno, muy mal llevados y que quedan de lo más forzados, sobre todo el final. Los personajes empiezan a comportarse de manera poco natural, no creyéndote a ninguno de ellos, en especial a Kate Mara, que debería empezar a elegir proyectos con mejor ojo.

Dirige Luke Scott, hijo del archiconocido Ridley Scott, que solo produce en esta ocasión, dándole la oportunidad a Luke de encargarse de su primer largometraje que se queda a medio camino tanto en su discurso como en la historia que plantea.

4/10

The following two tabs change content below.
Montador de promos de películas en el canal 13 TV, colaborador del blog de cine Todoelcinequeviene.com, apasionado del cine, los libros y los cómics.

Deja un comentario