‘El Hogar de Miss Peregrine Para Niños Peculiares’ Tim Burton a medio gas

Jacob, de 16 años, viaja por la costa de Gales donde descubre las ruinas del hogar para niños peculiares de Miss Peregrine. Mientras Jacob explora los abandonados cuartos y pasillos, se da cuenta de que los niños que allí vivieron (uno de los cuales fue su propio abuelo) eran algo fuera de lo habitual. Pueden haber sido puestos en cuarentena en una isla desierta por una buena razón. Y, de algún modo, (imposible, al parecer) pueden estar aún con vida.

Parece que los años ha hecho que se vaya diluyendo esa magia que tan característica era de uno de los directores más imaginativos que ha dado el séptimo arte. Lejos queda aquel artista con pasiones góticas que estrenaba genialidades como ‘Eduardo Manos tijeras’, ‘Batman’ o su última gran genialidad ‘Big Fish’. Si bien es cierto que no todo ha sido una caída cuesta abajo (‘Sweeney Todd’ o ‘La Novia Cadáver’ lo demuestran) desde luego que el cineasta no ha vuelto a brillar tanto como antaño.

En el caso que nos ocupa, todo se queda en un peligroso limbo de indiferencia. La película no es mala ni es de sus peores realizadas, pero tampoco pasará a la historia de su filmografía. Es divertida, simpática y se pueden identificar elementos puramente ”Burtonianos” (con globos oculares de por medio, ya lo entenderéis) pero solo eso, elementos aislados. No es 100% Burton en el apartado visual, pero si en sus personajes. Las rarezas y peculiaridades que les rodean van como anillo al dedo a este director que los sabe exprimir al máximo. Asa Butterfield (‘Los juegos de Ender’) encaja bien en su papel, no te encantará pero te sabe mover bien por la historia. Los que verdaderamente destacan son Eva GreenSamuel L. Jackson. Desprenden carisma en cada aparición que tienen, no cansan y demuestran que se lo pasaron en grande encarnando a sus personajes, sobre todo se nota en el papel de L. Jackson, villano de la cinta con el que asistirás a los mejores momentos de la historia.

Lo malo es que, pese a la originalidad de la historia basada en el libro de Ransom Riggs, tardas demasiado en meterte en ella, en dejarte envolver por su mitología y simplemente disfrutar del viaje. Lo bueno es que cuando lo haces es puro disfrute como en su recta final, donde Burton (por fin) se desata y muestra la faceta que tanto adoramos de él.

La banda sonora no es nada memorable y no acompaña convenientemente ni a la historia ni a sus personajes, pero claro, Danny Elfman no se ha encargado de componerla, por extraño que parezca siendo una película de Tim Burton.

En definitiva, una película divertida, agradable con la que pasar un buen rato, pero totalmente olvidable dentro de la carrera de un director que, ha día de hoy, seguimos esperando que regrese.

6/10

The following two tabs change content below.
Montador de promos de películas en el canal 13 TV, colaborador del blog de cine Todoelcinequeviene.com, apasionado del cine, los libros y los cómics.

Deja un comentario