La Fiesta de las Salchichas: Hilarante y fresco desfase “marca Rogen”

El 7 de octubre llega a nuestros cines una película que ha causado una tremenda expectación en los últimos meses. Camuflada bajo un inocente formato de animación, Conrad Vernon y Greg Tiernan nos traen una de las películas más desfasadas que ha pasado por la gran pantalla en mucho tiempo. Que nadie se deje engañar por su fachada infantil porque La Fiesta de las Salchichas llega rebosante de humor negro, sexual e irreverente.

Tras formar parte de los equipos de animación que dieron vida a películas infantiles de gran éxito como Shrek, Monstruos vs. Aliens y Madagascar, Conrad Vernon se embarca esta vez en una aventura con un tono mucho más adulto. Responsable de las voces del Hombre de Jengibre en Shrek y Mason en Madagascar, el estadounidense también dirigió la segunda entrega del simpático ogro y la tercera del alocado zoo neoyorquino. Continuando con su costumbre de ser partícipe en todos los aspectos del film, también en este se sitúa al frente del proyecto, además de poner voz a una considerable cantidad de personajes. Le acompaña Greg Tiernan, neófito en lo que a dirección de largometrajes se refiere –ya que en la pequeña pantalla si es responsable de la serie infantil Thomas & Friends-, pero curtido en mil batallas en el ámbito de la animación. El irlandés ha sido integrante de múltiples equipos de animación desde el año 1986 -muchos de ellos asociados a Disney- dando vida a series infantiles como Los Rugrats o a cuantiosos videojuegos. Con semejante historial no había duda de que el salvaje proyecto de Seth Rogen y Jonah Hill estaría en buenas manos… y así ha sido.

salchichas-1

Más allá del talento del dúo director, es evidente que una película de estas características precisa de una buena historia para funcionar a pleno rendimiento, y La Fiesta de las Salchichas la tiene gracias a un libreto fruto de la  colaboración de algunas de las mentes más delirantes de Hollywood: Seth Rogen, Jonah Hill y Evan Goldberg, acompañados por Kyle Hunter y Ariel Shaffir, que se limitan al screenplay. Es difícil no imaginarse que esperar del film cuando sabemos que la idea germinó en la cabeza de Rogen. El canadiense acumula a sus espaldas una ingente cantidad de comedias destinadas fundamentalmente a un público adolescente, caracterizadas por el empleo de un humor zafio y simplón, entre las que podemos destacar Supersalidos, Superfumados o ¿Hacemos Una Porno? entre otras. En dichas películas Rogen se limita al reparto, pero en 2013 y 2014 se aventuró, junto con el también novato Evan Goldberg, a escribir y dirigir Juerga Hasta el Fin y The Interview, respectivamente. Parece que tanto el resultado como la compañía fueron de su agrado, repitiendo en este proyecto e incorporando al equipo a Jonah Hill -Infiltrados en la Universidad, El Lobo de Wall Street, Ave César-, uno de sus más acérrimos compinches de juergas cinematográficas, que parece no obstante haber alcanzado cierta madurez en su carrera colaborando con directores de la talla de Scorsese, Eastwood o los hermanos Coen.

salchichas-2

El resultado de este explosivo cóctel es un guión plagado de un humor muy incorrecto que no dejará indiferente a nadie. Se mezclan los chistes de un tono sexual muy elevado con otros de corte religioso y también racial. Una cascada de gags muy del estilo de los predominantes en producciones como Family Guy, que harán las delicias de los entusiastas del género mientras que provocarán la apatía o el espanto en los detractores. Cierto es que un guión tan desfasado no puede mantener el ritmo durante toda la película, y los ochenta y nueve minutos que dura presentan una alternancia entre secuencias absolutamente hilarantes y otras algo huecas de carcajadas. Sin duda, los primeros tres cuartos de hora del film se llevan la palma, con un inicio arrollador de la mano de Alan Menken. Acompañado por Christopher Lennertz –Alvin y las Ardillas-, el neoyorquino toma las riendas musicales de un proyecto algo disímil de los que acostumbra a aceptar y lo hace también a la perfección, con una mención especial para el número musical del comienzo. Contrastando con todo este humor desenfrenado, la película establece la reflexión sobre el dogma religioso de la otra vida como trasfondo del desarrollo de la historia. Es llamativo el empleo de un tema tan abstracto y metafísico como marco de una película que a priori parece de lo más banal, sobre todo teniendo en cuenta el historial de los guionistas; pero la estructura funciona, creando un contrapunto de lo más ácido y dando solidez a un guión que va más allá de un mero encadenado de situaciones cómicas.

salchichas-3

Como broche final, la cinta cuenta con un competitivo elenco de insignes poniendo voz a los diversos personajes, entre los que podemos destacar a James Franco, Salma Hayek, Jonah Hill, Edward Norton y el propio Seth Rogen.

En definitiva, una película de animación que debe mantenerse alejada de los niños, con un guión ingenioso y efectivo, y llevada por dos directores que saben lo que se hacen. Aléjese de ella si no es afín a este tipo de humor y no se la pierda si es una de sus debilidades. Porque La Fiesta de las Salchichas puede ser la comedia más fresca y divertida de este 2016.

Mi Nota: 6,5

The following two tabs change content below.

Deja un comentario