‘Inferno’ Frenética pero poco estimulante

Robert Langdon (Tom Hanks) se encuentra tras el rastro de una serie de pistas conectadas con el mismísimo Dante. Cuando Langdon despierta con en un hospital italiano, hará equipo con Sienna Brooks (Felicity Jones), una doctora de la que él espera le ayude a recuperar sus recuerdos. Juntos recorrerán Europa en una carrera a contrarreloj para desbaratar una letal conspiración global. Adaptación del best-seller de Dan Brown.

El inicio de la película es de lo más prometedor: Robert Langdon (Tom Hanks) despierta en un hospital sin recordar nada de lo sucedido en los últimos dos días. Solo sabe que intentan asesinarle. De esta forma se le inyecta una buena dosis de adrenalina al espectador, preparándole desde el minuto 0 para lo que prometen ser 2 horas cargadas de adrenalina y emoción, como si de sus dos secuelas anteriores se tratase. De hecho, el esquema se repite bastante, se establece un caso con misterios al rededor, enemigos en las sombras, misterios en obras de arte, pistas que nos llevan de un país a otro, una acompañante femenina que da luz y chispa al camino… Por desgracia el resultado no es tan notable como se preveía.

En el momento en el que se produce un giro inesperado (que de eso tiene poco) al finalizar más o menos el segundo acto, la película se pone en pausa, baja el ritmo de una manera considerable, empieza a tratar aspectos de los personajes que en ningún momento nos han interesado y ni falta que nos hacía para dejarnos atrapar por la película. De hecho, el tema de la explotación masiva de recursos del planeta daba para un debate socio-ecológico interesante dentro del contexto de la historia, pero se pasa por alto o directamente es nulo. Luego ya la sensación de pesadez que produce provoca que el frenético final nos llegue incluso a aburrir y no llega a producir ninguna emoción.

En general, todos los implicados en la película parecían que iban con el piloto automático. Ron Howard no ha sabido brillar tras las cámaras como si hizo en ‘El Código Da Vinci’ o ‘Ángeles y Demonios’. Para darle un toque de ”mas acción” a la película se decidió por un estilo ‘Caso Bourne’… y menudo fallo. Felicity Jones no está especialmente motivada en el rol que desempeña en la película y su aportación no es nada memorable. El prometedor actor francés famoso por ‘Intocable’Omar Sy, debería cambiar de agente porque ha salido en los blockbuster más importantes de los últimos 3 años y no ha destacado en ninguno porque no ha pasado de ser un secundario olvidable. Ni el maestro Hans Zimmer destaca en la película, reciclando el tema principal de la saga con algún pequeño retoque. Tom Hanks se salva de esta aparente desmotivación por parte de los encargados de hacer la película, básicamente porque es Tom Hanks, su carisma es indudable y nos da exactamente al mismo personaje que en las dos anteriores entregas.

En definitiva, una película olvidable dentro de la trilogía, pero que atrapa y entretiene pese a su tramo final.

6/10

The following two tabs change content below.
Montador de promos de películas en el canal 13 TV, colaborador del blog de cine Todoelcinequeviene.com, apasionado del cine, los libros y los cómics.

Deja un comentario