‘The Neon Demon’ Perturbadora y desconcertante

Jesse es una chica que llega a Los Angeles para hacer su sueño realidad: convertirse en una gran modelo. Pero su juventud y belleza despertará los celos y envidias de las demás aspirantes atrapándola en un peligroso mundo en el que las modelos están dispuestas a todo para triunfar.

La nueva película del aclamado director de la magnífica ‘Drive’Nicolas Winding Refn, es un prodigio visual. Cada plano tiene por sí solo una belleza única, el uso de las luces, los tonos, los encuadres, la música… todo milimétricamente pensado emulando al mejor Kubrick. Con estos elementos enfatiza en las emociones de la protagonista, y le otorga un estilo propio y reconocible a la película, formando composiciones realmente bellas, en especial las más oníricas. La elección de la música, completamente electrónica, consigue en algunos tramos hipnotizarte, te absorbe por completo pasando de ser una experiencia puramente visual a una sensorial.

Dejando a un lado el apartado técnico, donde la película es fantástica, nos toca adentrarnos en la historia que es donde falla. Nicolas Winding Refn a favorecido la forma sobre el fondo. La película es demasiado larga para lo que nos quiere contar, en algunos tramos demasiado lenta y aburrida. La primera mitad cumple bastante bien, esa historia de celos y envidias que llevan a las modelos a hacer verdaderas crueldades por triunfar era de lo más interesante. A partir de ahí nos encontramos ante una sucesión de escenas lentas, raras y perturbadoras, llenas de simbolismos gratuitos y vacíos con demasiadas ansias artísticas pero que no dicen nada. En resumen, una gran pretenciosidad. Se pueden buscar simbologías y metáforas por cada minuto de metraje que justifiquen algunas decisiones tanto artísticas como argumentales, pero ese no es el principal fallo, si no todo el exceso y desvarío final. Y para no entrar en spoilers omitiré todo lo referido con dicho final de la película pero, por favor, ¿en qué estaba pensando este hombre?

Elle Fanning está genial en su papel, muy arriesgado y complejo. Ha sabido desenvolverse a las mil maravillas en semejante encrucijada. La película se acerca más a ‘Solo Dios Perdona’ que a ‘Drive’ y uno empieza a pensar que aquella magnífica película fue la excepción de tan peculiar director.

3/10

The following two tabs change content below.
Montador de promos de películas en el canal 13 TV, colaborador del blog de cine Todoelcinequeviene.com, apasionado del cine, los libros y los cómics.

Deja un comentario