‘Assassin’s Creed’ Salvable adaptación del videojuego

Adaptación libre del videojuego. Gracias al Animus, una tecnología revolucionaria que permite el acceso a los recuerdos, Callum Lynch (Michael Fassbender) revive las aventuras de Aguilar, un antepasado que vivió en la España del siglo XV. Descendiente de una misteriosa organización secreta, los Asesinos, descubre que posee las habilidades y los conocimientos necesarios para enfrentarse a la poderosa y temible organización de los Templarios.

Bien es sabido por todos que las adaptaciones de videojuegos en celuloide suelen salir bastante mal paradas. Puede haber alguna que otra excepción como la aceptable primera entrega de la saga famosa de muertos vivientes y demás criaturas, ‘Resident Evil’, o algún que otro placer culpable como ‘Mortal Kombat’ o ‘Street Fighter’ (no me tiréis piedras), pero la tónica general de estos productos es pura mediocridad. ‘Assassin’s Creed’ no es una maravilla, pero tampoco es una mediocridad.

Entretenimiento no le falta, pese a un final demasiado tedioso que lastra en parte lo frenético de lo mostrado con anterioridad. La película se encarga de que no haya un respiro, de estar mostrando constantemente hechos, datos, acción, etc; para que así no te aburras. El problema es que para el no conocedor del videojuego algunos tramos se le puedan hacer confusos o le chirríen bastantes cosas que no se esperaba encontrar. Claro que para el que lo haya jugado será una delicia porque hay innumerables guiños y referencias a toda la saga y deja miguitas de pan para futuribles secuelas.

La historia salta constantemente del pasado al presente, no dando un respiro, pero la parte más interesante (el pasado) es bastante escasa, dando demasiada prioridad al presente, que no llama la atención ni la mitad que lo que sucede en Andalucía en el año 1492. Te deja con muchas ganas de más pero en el mal sentido. Eso sí, es un auténtico puntazo que los acontecimientos sucedidos en el pasado tengan el rigor de no haber sido doblados al Inglés. Todos y cada uno de los personajes hablan en un ¿perfecto? castellano, y presenciar eso con Michael Fassbender es bastante curioso ( si la veis, obviamente, en Versión Original). De hecho, España está muy presente a lo largo de la película, ya que la acción transcurre casi en su totalidad aquí. En el presente todo se desarrolla en Abstergo, compañía que permite conectar con las vivencias de tus antepasados, y tiene sus instalaciones en Madrid ni más ni menos. El pasado, como ya hemos dicho, transcurre en Andalucía. A eso hay que añadirle la participación de actores patrios como Javier Gutiérrez,  Carlos Bardem o Hovik Keuchkerian.

El apartado visual no está a la altura de lo que se esperaba. La mano del director de ‘Macbeth’ se nota pero para mal en este caso concreto. Repite esa estética sucia, plagada de humo, polvo, que pese a quedar de fábula en la citada película, aquí lo empobrece todo. La cámara en mano en cada secuencia de acción tampoco ayuda a ver con claridad las coreografías que tan famosas hicieron al videojuego. Aquí por momentos no tienes muy claro que sucede, quién a golpeado a quién y con qué. Una verdadera lástima.

El reparto es de lujo. Contar con actores del calibre de Michael Fassbender,  Marion Cotillard, o Jeremy Irons es un auténtico placer para cualquier director. Pese a que no se les ve muy entregados a la causa, tienen unas solventes interpretaciones pero nada memorables, apenas hay química entre ellos y en gran parte se vuelven predecibles.

Pese a no ser una película perfecta, es entretenida, no aburre pese a un torpe final y como adaptación no falla. A los fans seguro que les encantará, y al espectador ocasional le entretendrá y puede que se interese por toda esa nueva mitología que le acaban de presentar.

6/10

 

The following two tabs change content below.
Montador de promos de películas en el canal 13 TV, colaborador del blog de cine Todoelcinequeviene.com, apasionado del cine, los libros y los cómics.

Deja un comentario