‘Passengers’ Potente premisa, ejecución simplista

Una nave espacial que viaja a un planeta lejano transportando miles de personas tiene una avería en una de sus cámaras de sueño. Como resultado, dos pasajeros (Jennifer Lawrence, Chris Pratt ) se despiertan 90 años antes del final del viaje.

Juntar en una misma película a dos de los rostros más solicitados (y hermosos) del panorama actual hace pensar que todo lo que han desembolsado los estudios para contratarlos se lo han ahorrado en guionistas… y así es. Pero por suerte el resultado no es un desastre, de hecho ‘Passengers’ es una película entretenida pese a no saber explotar la potente premisa que posee.

Los primeros 20 minutos son de lo más interesantes. Por una avería, un pasajero en estado de hibernación despierta 90 años antes de llegar a su destino, lo que conduce a una muerte segura y solitaria en una lujosa e inmensa nave espacial. Hasta aquí todo está muy bien. Una especie de náufrago intergaláctico, luchando contra la soledad, la locura, planteando en el espectador interesantes cuestiones como el verdadero origen de la felicidad, cuestiones éticas y morales sobre algún que otro escamoso tema que no revelaré aquí por spoilers, y en definitiva, más materia que rascar de lo esperado. Y todo ello de la mano de Chris Pratt, regalándonos momentos cómicos, dramáticos y emotivos perfectamente equilibrados. Pero entonces llega Jennifer Lawrence y la película parece olvidar más de la mitad de lo que la estaba haciendo interesante hasta ese momento.

Jennifer Lawrence y Chris Pratt, los actores del momento

Bien es cierto que la película no tiene dosis exageradas de romanticismo, de hecho no es una historia edulcorada ni cursi y los elementos amorosos acompañan de una manera lógica y natural la trama, pero es que no es nada interesante. No hay mucha emoción porque la historia es de lo más previsible. No arriesga ni un ápice, sabes como acabará desde el primer momento. Por mucho que se esfuercen en poner al límite a los personajes a ti no te importará lo más mínimo porque sabes como acabará todo al final. A eso hay que sumarle que la película no tiene ningún misterio, no hay giros inesperados ni sorpresas, es muy plana. Acaba mucho peor que como empieza. A rasgos generales es un batiburrillo de historias y conceptos muy interesantes que agrupándolos no encajan bien unos con otros.

Chris Pratt está mucho mejor que Jennifer Lawrence y tiene un personaje mucho más interesante. Y eso que nos dan motivos de sobra para que nos pongamos en la piel de ella, pero no consiguen sacarle todo el jugo que ofrecía el personaje. A pesar de ello la química entre ellos está muy bien y crean una especie de triángulo amistoso que rebosa carisma con un androide interpretado por Michael Sheen.

Visualmente poco hay que reprocharle a la película. Tanto los efectos especiales, como los decorados o la BSO están a la altura del nombre de sus protagonistas.

En definitiva, ‘Passengers’ es una película olvidable aunque entretenida, con una premisa y unas ideas muy interesantes pero que peca de superficial, simple y efectista.

6/10

The following two tabs change content below.
Montador de promos de películas en el canal 13 TV, colaborador del blog de cine Todoelcinequeviene.com, apasionado del cine, los libros y los cómics.

Deja un comentario