‘Underworld: Guerras de sangre’ Una saga agonizante

Nueva entrega de la franquicia que enfrenta a vampiros contra hombres lobo, en la que la vampira Selene (Kate Beckinsale) deberá defenderse de ataques brutales de los dos clanes, el de los Lycans y el de los Vampiros que la traicionaron. Con sus únicos aliados, David (Theo James) y Thomas (Charles Dance), ella debe detener la guerra eterna entre ambas razas, aunque signifique tener que hacer un sacrificio.

La quinta entrega de la saga deja claro algo que se sabía desde su secuela: que posee una historia original a la que nunca han sabido sacarle provecho. La película es aburrida, repetitiva, por momentos ridícula incluso llegando a cansar. No puede entrar ni tan siquiera en la categoría de placer culpable, ya que lo único que disfrutamos es su corta duración (apenas 90 minutos) con lo que el sufrimiento es más llevadero.

Ni la historia ni los personajes tienen chispa (¿la tuvieron alguna vez?), simplemente sueltan frases y se mueven de una escena a otra. El eterno conflicto que hay siempre de fondo, la guerra entre ambas razas, es tan recurrente como repetitivo y aburrido. Está tan gastado como la propia saga, al igual que la trama de esta nueva entrega que se empeña de una manera forzosa en conectar con el resto de películas.

Evidentemente uno sabe a lo que va, presenciar acción, violencia, monstruos y a Kate Beckinsale luciendo su traje ajustado de cuero negro, pero también uno exige un mínimo de entretenimiento, una trama que pese a su simpleza sea coherente, algún que otro personaje carismático/memorable, puede que alguna escena o frase que recuerdes con los días… cosas básicas que te animen como mínimo a volver a ver la película cuando la emitan en televisión. ‘Underworld: Guerras de sangre’ no cumple esos requisitos.

2/10

The following two tabs change content below.
Montador de promos de películas en el canal 13 TV, colaborador del blog de cine Todoelcinequeviene.com, apasionado del cine, los libros y los cómics.

Deja un comentario