‘La ciudad de las estrellas (La La Land)’ Absoluta maravilla

Musical que narra las vivencias de Mia (Emma Stone), una aspirante a actriz que trabaja como camarera, y Sebastian (Ryan Gosling), un pianista de jazz que se gana la vida tocando en tugurios. Cuando ambos se enamoran su gran ambición por llegar a la cima amenaza con separarlos.

Tras arrasar en los globos de oro obteniendo 7 premios de los 7 a los que estaba nominada, llega a nuestros cines una de las mejores películas que se estrenará este año en nuestro país, y eso que aún estamos en Enero. Damien Chazelle, director y guionista de la brillante ‘Whiplash’ vuelve a demostrar que es uno de los realizadores más jóvenes y talentosos que hay en activo a día de hoy.

Nos encontramos ante una película que transmite muchísimo, que impacta, que te ronda la cabeza por días y días. Y no solo por su música, la cual es brillante, pegadiza y emocionante. Te deja marcado porque consigue envolverte de toda la magia que desprende. Te absorbe, consigue que te introduzcas en ella olvidándote de todo lo demás, permitiéndote a la vez ser consciente de que estás presenciando una película que en un grado o en otro hará (o mejor dicho ‘ES’) historia en el cine.

La fantástica puesta en escena orquestada por Damien Chazelle es todo un homenaje al cine y los musicales clásicos a la altura de ‘Cantando Bajo la Lluvia’ por citar una conocido por todos. Desde la musicalidad, el vestuario, los decorados… todo es una oda a esa mágica época de la historia del cine. Y no solo a nivel puramente visual, la historia de por sí también es un gran homenaje al mundo que hay tras el cine, los sueños de miles de personas que se esfuerzan y luchan por cumplirlos, capaces de sacrificar cualquier cosa con tal de alcanzarlos. Hay homenaje más puro, rico y emocionante en esta película que, por ejemplo, en la fallida ‘Ave, César’ de los CoenDamien Chazelle también aporta su estilo particular y mezcla a la perfección un estilo cinematográfico puramente clásico, con planos secuencias (reales y con truco) muy abiertos en los números musicales para luego introducir movimientos de cámara vertiginosos e infinitos creando una simbiosis de corte moderno/clásico que le da una poderosa personalidad a la película.

El reparto está de maravilla. Tanto Emma Stone como Ryan Gosling están (y son) fantásticos. Demuestran tener entre ambos una química casi palpable. Consiguen ofrecer unos personajes sencillos pero memorables, a los que coges cariño de inmediato y con los que disfrutas acompañando durante dos horas. Su historia de amor es un poco típica llena de clichés, pero como suelen serlo la inmensa mayoría y más en un musical. Pero, sin embargo, no es empalagosa ni está edulcorada en exceso, convirtiéndose en algo fresco y simpático.

En definitiva, estamos ante un clásico instantáneo que se ha hecho un hueco desde el día de su estreno en las páginas de la historia del cine. Ya no se hacen películas así. Este año los Óscars no serán muy emocionantes.

9/10

The following two tabs change content below.
Montador de promos de películas en el canal 13 TV, colaborador del blog de cine Todoelcinequeviene.com, apasionado del cine, los libros y los cómics.

Deja un comentario