‘Figuras ocultas’ Carismática y reivindicadora

Narra la historia no contada hasta ahora de tres brillantes mujeres científicas afroamericanas (Octavia Spencer, Taraji P. Henson y Janelle Monáe) que trabajaron en la NASA a comienzos de los años sesenta, en plena carrera espacial y también en mitad de la lucha por los derechos civiles de la gente de color, en el ambicioso proyecto de poner en órbita a un astronauta.

En los últimos años las películas que denuncian las (por desgracia) numerosas injusticias raciales que hay en Estados Unidos han aumentado considerablemente, y más si nos fijamos en el calendario y observamos que estamos en plena temporada de premios y estas películas suelen ser jugosas para muchos jurados. El caso que nos ocupa, ‘Figuras ocultas’, trata este escabroso tema con delicadeza, elegancia y cierto optimismo de cara al futuro.

La historia podría entrar en la categoría de melodrama, muy básica y sencilla. Al estar basada en hechos reales tampoco podemos esperar algún que otro giro de guión inesperado o sorpresas mayúsculas. Como todo biopic se construye sobre una estructura bastante plana aunque en este caso concreto muy bien desarrollada. Es el peligro de estas películas, que como a priori sabes como se desarrollan y finalizan se vuelven automáticamente predecibles. Por suerte, unos personajes muy carismáticos y bien desarrollados nos llevan de la mano durante sus 2 horas aproximadas de duración haciendo mucho más amena la vivencia.

Taraji P. Henson es la actriz que mayor protagonismo carga sobre sus hombros y aguanta el envite a la perfección. Octavia Spencer vuelve a encarnar un papel similar al que hizo en ‘Criadas y Señoras’ con un resultado casi tan bueno como el mencionado. Janelle Monáe, una mujer con mucho talento musical, a demostrado ser una grata sorpresa en el plano interpretativo. Entre las tres hay mucha química y de verdad te crees que se conocen desde hace muchos años. Hay mucha complicidad entre ellas y transmiten muy buena onda. Es una lástima que sean unos personajes sin muchos matices y que, pese a completar un arco más que definido, sean un poco planos. Kevin Costner también hace un buen papel aunque muy cliché. Es el típico personaje caucásico que acaba ayudando al de color. Pese a ser alguien estricto y arrogante demuestra tener gran corazón.

La película deja ver muy bien su trasfondo, condenando las intolerancias, discriminaciones raciales, etc, pero no es muy sutil. Hay numerosas escenas en las que se produce algún hecho racista un poco forzado o estereotipado para dejar constancia de la época en la que se vive, no vaya a ser que nos olvidemos. En algunos temas escabrosos hace poco hincapié y puede pecar de ser demasiado ‘correcta’. A pesar de esos fallos la película es muy disfrutable, en parte gracias a su ligereza y en parte a su agilidad narrativa. No se hace pesada, es interesante y te gustan los personajes.

6/10

The following two tabs change content below.
Montador de promos de películas en el canal 13 TV, colaborador del blog de cine Todoelcinequeviene.com, apasionado del cine, los libros y los cómics.

Deja un comentario