‘Loving’ Drama histórico gélido y distante

La historia real de Mildred (Ruth Negga) y Richard Loving (Joel Edgerton), una pareja que se casó en Virginia en 1958. Debido a la naturaleza interracial de su matrimonio, fueron arrestados, encarcelados y exiliados. Durante una década la pareja luchó contra el estado y sus leyes racistas por su derecho a regresar a casa.

La película, conscientemente, es contenida en muchos de sus apartados, desde el actoral pasando por su sobria pero brillante dirección. El problema es que se pasa hasta el punto de llegar a ser fría. Tratando un tema tan delicado como el racial, y más en una época tan conflictiva como la década de los 50 en la zona sur de los Estados Unidos, la película no genera mucha emoción en el espectador, no transmite lástima por los personajes y las miserias que sufren, o rabia por la retrógrada mentalidad de la época y las penurias que hacen pasar a unos inocentes por ello. Si ante estos elementos no sientes nada porque no te transmite nada es que algo no se ha hecho muy bien. Hasta cierto punto se entiende esa contención, ese distanciamiento, pero llegaron a un extremo que no favorece algo tan visceral como este drama.

Si es cierto que la sociedad que recrea su director Jeff Nichols no es la típica cliché que hemos visto mil veces con el ku klux Klan y demás elementos, pero tampoco hay situaciones (salvo al principio) que me demuestre de verdad que esa sociedad esta emponzoñada con el veneno del racismo y la intolerancia. Parece que sólo las leyes son racistas, no los hombres.

A eso hay que añadirle que su falta de intensidad nos hace imposible sufrir la tensión constante con la que vivía este valiente matrimonio, que se jugaba la vida cada día por el mero hecho de enamorarse el uno del otro. Parece que se quería hacer una película correcta, demasiado correcta, que gustase a todos y no ofendiese a nadie, y tratando los temas delicados que trata eso es imposible, a no ser que des como resultado un producto insípido y gélido, como es el caso.

No todo es negativo, como dije antes la dirección de Jeff Nichols es muy buena pese a algunas flaquezas, y su trabajo con los actores ha sido fantástico. Tanto Ruth Negga como Joel Edgerton están magníficos en sus papeles.

En definitiva, una película que no es mala pero si decepcionante. Es incapaz de tocar la fibra sensible y de dotar de la dimensión dramática que merece un tema tan problemático y real como el racismo, quedando algo mucho más convencional y distante de lo que debería.

5/10

The following two tabs change content below.
Montador de promos de películas en el canal 13 TV, colaborador del blog de cine Todoelcinequeviene.com, apasionado del cine, los libros y los cómics.

Deja un comentario