‘Toni Erdmann’ Una comedia que no lo es

Inès trabaja en una gran empresa alemana establecida en Bucarest. Su vida está perfectamente organizada hasta que su padre Winfried llega de improvisto y le pregunta ”¿eres feliz?”. Tras su incapacidad para responder, sufre un profundo cambio. Ese padre que a veces estorba y que la avergüenza le va a ayudar a dar nuevamente sentido a su vida gracias a un personaje imaginario: el divertido Toni Erdmann.

He de reconocer que esta película tan premiada y que arrasa allí por donde es exhibida me ha decepcionado. A veces es difícil escribir semejantes palabras cuando la unanimidad de Internet dice lo contrario. Quizás deba preparar mi escudo por si me tiran piedras, pero es que en ningún momento he visto todas las virtudes que le atribuyen a la cinta.

Para empezar, para ser una comedia con bastantes tintes dramáticos yo me he reído más bien poco. El drama pesa mucho más en la historia y no se complementa bien con la comedia que es o escasa o poco efectiva. Y estamos hablando de una película excesivamente larga, 160 minutos ni más ni menos en los que te ríes contadas veces. Había mucho más humor en una película tan retorcida como ‘Elle’, pero la que me vendían como una comedia era ‘Toni Erdmann’. Tampoco me convenció el objetivo de este humor. Los repetidos gags producidos por su protagonista a veces son graciosos y a veces son repetitivos incapaces de arrancar una leve sonrisa, pero se supone que tienen como finalidad hacer reflexionar a su hija sobre la vida que lleva en general y su profesión en particular. Esa reflexión se produce, pero no se muestra de una manera nítida el camino que ha recorrido para llegar a ese momento. No sientes que esos breves números cómicos hayan impactado en la vida de su hija hasta el punto de hacerla recapacitar.

Los momentos de puro drama están mucho mejor llevados que los cómicos. La química entre los actores existe y de verdad sientes y empatizas con el odio que siente la hija hacia el padre. Sin necesidad de contarte nada sabes que la infancia no tuvo que ser agradable con semejante figura paterna y justificas totalmente el rechazo que siente hacia él en la actualidad, pese a la lástima que pueda levantar en ti ver a un padre intentar conectar de nuevo con su hija haciendo lo que ”mejor sabe”, el payasete. Las interpretaciones son muy buenas y pese a no conectar mucho con la comedia hay bastante carisma en los personajes.

A la extensa duración de la película hay que sumarle un montaje pesado y con muy poco ritmo haciéndola aburrida en bastantes tramos. En definitiva, una película que encanta a todo el mundo y que a mí, el más raro del lugar, le ha decepcionado. Esto debe sentir el pobre al que no le haya gustado ‘La la land’.

5/10

The following two tabs change content below.
Montador de promos de películas en el canal 13 TV, colaborador del blog de cine Todoelcinequeviene.com, apasionado del cine, los libros y los cómics.

Deja un comentario