‘Logan’ La película que merecíamos

Después de una vida de luchas, angustia y dolor, donde los X-Men hace tiempo que desaparecieron, Charles Xavier convence a Logan para llevar a cabo una última misión: proteger a una joven que será la única esperanza para la raza mutante. Tercera y última película protagonizada por Hugh Jackman en el papel de Lobezno.

Tras una primera entrega horrible (‘X-Men Orígenes: Lobezno’) y una secuela un tanto insípida (‘Lobezno Inmortal’) en Fox tenían muy claro que ‘Logan’ era su último cartucho. El actor jamás volverá a lucir sus famosas garras en los cines con lo que no habrá más oportunidad de redimirse. Con ‘Deadpool’ hicieron un trabajo sensacional pero con ‘X-Men: Apocalipsis’ no pasaron de la mediocridad entregando un producto muy olvidable. A eso hay que sumarle los estropicios de continuidad entre películas. Con ese panorama uno no sabe qué va a encontrarse con ‘Logan’. Afortunadamente han acertado de pleno, haciendo la mejor película del personaje en solitario (cosa no muy difícil visto lo visto) y una de las mejores de la franquicia mutante (algo que sí es mucho más meritorio). La película que merecíamos los fans, el personaje y el propio Hugh Jackman.

Nos encontramos en un futuro en el cuál los X-Men no existen por unos desgarradores acontecimientos. Los mutantes ya no nacen y están en peligro de extinción. LobeznoCharles Xavier (Patrick Stewart) son prácticamente los últimos de los suyos. Hasta que aparece Laura (Dafne Keen), una niña con una personalidad y habilidades muy parecidas a las del  propio Logan. Eso provocará que una malvada compañía vaya tras ella para sacar provecho de su don.

Que Lobezno y Xavier sean casi los únicos que queden hace que la relación entre ellos sea la más íntima y personal que se ha mostrado hasta la fecha. La química entre ellos es fabulosa y el enfoque que le han dado al personaje de Patrick Stewart (que está sensacional) es muy original, duro y desgarrador. Muy diferente de lo hecho hasta la fecha. Podría decirse que es un buen reflejo del tono de la película y de cómo han abordado la trama en general. Es muy madura sin pretensiones de ningún tipo.

Logan y Laura

La relación paterno filial y química que surgen entre Logan y Laura tampoco se queda atrás. Y no sólo a nivel de psique de personajes. Verles juntos desmembrando con sus garras es todo un espectáculo. La joven Dafne Keen promete levantar unas pasiones similares a las que ha levantado 11 de ‘Stranger Things’.

En esta ocasión los villanos no importan. No hay un carismático Magneto al que hacer frente. Esta película tiene un conflicto interno con cada uno de sus personajes tan fuerte e intenso que es el verdadero motor de la película, sin importar lo demás. Puede que al ser una historia con un planteamiento tan dramático y duro, sus más de dos horas de duración se hagan pesadas, en especial en su segundo acto, donde parece estancarse un poco la trama dando sensación de no avanzar. No empobrece un magnífico resultado final pero 15 minutos menos le hubieran venido de fábula para terminar de redondear la película.

James Mangold, que vuelve ha dirigir tras la anterior entrega, ‘Lobezno Inmortal’, ha optado por hacer de ‘Logan’ una road movie con tintes de western crepuscular. Y acertó de lleno. Todo, desde la acción, la violencia (muy bien medida y nada exagerada, muy acorde al personaje) la atmósfera o la madurez en el abordaje de su trama encaja como una pieza de relojería. La calificación R la necesitaba el personaje desde hace mucho tiempo porque es obligada para mostrar al verdadero Lobezno.

En definitiva, la mejor película de Logan, una de las mejores que ha hecho Fox con la franquicia mutante y una despedida de Hugh Jackman por todo lo alto. Siempre será Lobezno, sea quien sea el que se enfunde las garras después de él. Inolvidable.

8/10

The following two tabs change content below.
Montador de promos de películas en el canal 13 TV, colaborador del blog de cine Todoelcinequeviene.com, apasionado del cine, los libros y los cómics.

Deja un comentario